Recuento de moradas 8

De El Cisne, de La Mariposa, de los mirlitones de la Suite Casse-noisettes (presentada en La Habana bajo el título de Copos de Nieve) volvía a caer en mi granja avícola, atento a la tardía incubación de las gansas, al engordamiento de los pavos, a las epidemias de moquillo que diezmaban las crías de gallinas. Mi enfermedad había empeorado. Las emanaciones del campo –lo ignorábamos todos– me eran adversas. Alguna flor amarilla, de nombre desconocido, crecida, de noche, junto a una de las ventanas de mi cuarto me tenía semi-asfixiado durante más de ocho días. Ignorantes de los procesos alérgicos, los médicos de entonces seguían con sus yoduros y sus fumigaciones que sólo servían para empeorar mi dolencia.

Adjunto Tamaño
8.pdf                                                             78.66 KB