El autor de “Crimen y Castigo” en la obra de Carpentier

Desde muy joven, Carpentier se sintió atraído por la personalidad literaria de Feodor Dostoievski, cuyo bicentenario celebramos este año de 2021. Entre los ensayos críticos de nuestro novelista encontramos numerosas alusiones, siempre muy positivas, relativas al autor de Crimen y Castigo. El fragmento que publicamos resulta de especial interés para los estudiosos de la obra de ambos escritores.

Fedor Dostoievski / Foto: tomada de internet

Hay posibilidades todavía para los que, como yo, han conservado el sentido de la disciplina. Hay soldados que aún aclaman al Zar cuando visita los frentes. Pero… por lo demás… Los desertores cantan La Marsellesa y La Varsoviana, como desafío al gobierno imperial… Hay una letra que dice:    

Los reyes nos tenían ciegos,    

Que nuestra paz derribe a los tiranos.    

huelga de soldados,    

Cese el fuego y rómpanse las filas.    

Así se empeñen los canallas    

En que seamos unos héroes,    

Sabrán pronto que nuestras balas    

Serán para nuestros generales.

El médico tomó un libro en la biblioteca del salón: “Dostoievski ha tenido respuesta para todo esto: Es la fiereza de escolares amotinados que han arrojado a su maestro”. (Y pensaba yo, en este hotel de Perpiñán, en el terrible poema de Prudencio, traducido al francés por Jean-Claude…) “Pero habrá un término para la alegría de los párvulos, y esto habrá de costarles caro. Derribarán los templos e inundarán la tierra de sangre; pero acabarán por darse cuenta, niños estúpidos, que sólo son débiles revoltosos, incapaces de luchar por mucho tiempo”. (¿No era este párrafo de Dostoievski como una remembranza, imposible por el desconocimiento de un texto, aunque posible por la universal repetición de temas en todo lo escrito, del martirio sufrido por el maestrescuela de Imola, entregado a la ferocidad de sus discípulos, en el Peristephanon cuyas páginas abiertas había yo visto tantas veces en la mesa de trabajo de mi amante, con aquel título alzado en nobles caracteres elzeverianos: passio sancti cassiani…) “No hay pasión más lacerante para el hombre que la de hallar cuanto antes un ser en quien delegar ese don de libertad que el desdichado trae consigo al nacer… Entenderán por fin que la libertad es inconciliable con el pan de la tierra repartido a todos porque jamás sabrán repartirlo entre sí mismos…”.[1]    

De pie los pobres de la tierra,

De pie los hombres sin pan…

Alejo Carpentier

La consagración de la primavera

II, 14


[1] Feodor Dostoievski, Los hermanos Karamazov, Libro V, capítulo 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Datos de Contacto

  • Calle E #254 entre 11 y 13, Vedado, La Habana, Cuba CP 10400

  • (+53) 7 832 7186, (+53) 7 833 4155, (+53) 7 833 4170, (+53) 7 835 0078

  • Empedrado No. 215 e/ Cuba y San Ignacio, Habana Vieja, Habana 1 CP. 10 100

  • (+53) 7 861 3667, (+53) 7 861 5506

Datos de Contacto

  • Calle E #254 entre 11 y 13, Vedado, La Habana, Cuba CP 10400

  • (+53) 7 832 7186, (+53) 7 833 4155, (+53) 7 833 4170, (+53) 7 835 0078

  • Empedrado No. 215 e/ Cuba y San Ignacio, Habana Vieja, Habana 1 CP. 10 100

  • (+53) 7 861 3667, (+53) 7 861 5506

Traducir »
LinkedIn
Share
Instagram
Telegram