Crónicas

Las crónicas de Carpentier constituyen un rico testimonio del proceso cultural entre 1924 y 1959, visto principalmente desde París. Como forma peculiar del periodismo, la crónica apresa el instante o la figura representativa, el suceso trascendente que esclarece la vida política o cultural. “Personalidades… Tendencias…” pudiera llamarse la colección completa de estos textos, con los cuales, según José Antonio Portuondo, se cierra un ciclo que iniciara José Martí en el siglo XIX y que ilustró Justo de Lara en el XX.